viernes

Sin barbijo



Poco me ha preocupado esta nueva embestida mediática llamada Gripe A (lo A siempre es de primera clase) porque como mi organismo sólo tiene predilección por contraer enfermendades tercer mundistas (leishmaniasis cutánea, fiebre amarilla y supuesto dengue), supuse que no debía afectarme. Esto de Bertold Bretch, va.

Sin embargo, un dato curioso sobre la influenza que no pronosticó Carrió como una de las tantas plagas que azotarían al país es la presencia de Novartis. A la firma en cuestión la conocí a través de su gestión como "empresa responsable" en algún PPS de esos congresitos sobre ciudadanía empresaria, RSE y otras (malas) hierbas.

Novartis es la creadora del "Tamiflu" gracias al énfasis en la investigación, una de las líneas de gestión más importantes para la empresa que supo ser propiedad de Donald Rumsfeld. Ese ya es un dato pero en realidad, Novartis me hace ruido por otro lado, un lado que nunca vi en los PPS de Responsabilidad Social Empresaria. Debo asumir que hasta que lo vi a Gustavo Grobocopatel haciendo gala de cómo Los Grobo eran un ejemplo de ciudadanía empresaria comprometida con la sociedad y el medioambiente, yo creía que la RSE era un negocio limpio. Y tratenme de naif si quieren.

Como uno de mis delirios es formar parte de la asistencia humanitaria en campo: corazón de África, condiciones infrahumanas de existencia, pelearla desde esa trinchera y todo sin más retribución que vivir la experiencia. Por esto, varias ONG´s mandan sus boletines electrónicos a mi mailera. Hoy me acordé de algunos que hablan sobre Novartis:


Esa es una empresa socialmente responsable!


8 comentarios:

Juan Pablo C dijo...

Insisto que tienen lugar para toda esta matufia porque cuentan con los medios (masivos) para instalarse en la cabeza de la gente...
Todo es económico y falto de ética.
¡Y la gente no aprende más!

Diego Piedrabuena dijo...

Muy buena nota compañera, muy acertada en este momento de paranoia barbijera...

mepasoami dijo...

Leila, no puedo estar más de acuerdo con esta reflexión, aunque necesitaría hacer una salvedad, y es que dentro de este sistema de producción capitalista, y bajo las reglas del mercado, los objetivos principales de las compañías son 2, uno generar renta para sus accionistas y el segundo ser sustentable en el tiempo. Y bajo este último concepto es donde se encuadra la RSE, lejos del filantropismo, la RSE no es otra cosa de "qué podemos hacer para que esta empresa subsista en el tiempo", y cuando decimos "esta empresa" también hablamos de los puestos de trabajo que genera.

Visto desde este punto de vista, y entendiendo que Novartis es una empresa que vive de la enfermedad de la gente, me parece más que lógico que se nieguen a donar vacunas y protejan sus patentes ante gobiernos y privados. No estoy diciendo si es o no ético el accionar, estoy diciendo que está dentro de las reglas aceptadas del juego.

Quizás la industria farmaceútica no debiera ser NUNCA privada, sino servir a paliar los flagelos de las enfermedades de la humanidad, lucrar con la salud debiera serprohibido por ley, pero ya sabemos que detrás de las leyes están los grupos económicos. Círculo vicioso.

Diego F. dijo...

Excelente Leila. La verdad que el lucro como motor de la humanidad genera estas aberraciones. Me rehuso rotundamente a usar barbijo y me da bronca que hasta amigos míos plantean "no saludarse con un beso". ¡Están en pedo!
Abrazo

viejitomatias dijo...

Amigos,en vez de gastar plata en barbijos,compren acciones de Roche que se van a salvar.
Saludos.

Cosas dichas dijo...

Leído en Twitter
PabloLayus@LeilaLuna me gustonota sobre novartis. Me temor saber estas empresas le van a quedar muchos pesos. Porque después seguiran mas enfermedades

Anónimo dijo...

Hola Lei!!
Leí el post y me gustó. Hace tiempo que leo tu sitio, más en los breves encuentros que hemos tenido jamás te lo he mencionado. Sin embargo, he de advertirte que tanto la afirmación "Novartis se negó a donar vacunas contra la Gripe A" como el link son, cuanto menos, pescado podrido. No existe una vacuna como la que mencionas. Peor aún, el sitio "Herbogéminis" es un sitio donde destacan y recomiendan "terapias" como las flores de Bach y otras yerbas. Te recomendaría que te fijes. Le quita seriedad al artículo.
Te mando un beso.
F.

MONA dijo...

Esta pandemia es un negocio. No me refiero al negocio chico de las farmacias, con el tamiflú, el gel, los barbijos… que seguramente dieron algún rédito. Apunto a las ganancias en miles de millones para unos pocos: se trata de las empresas norteamericanas que actualmente enfrentan la debacle económica más feroz de la historia. (¿te suena Roche?) Y si quisiera pensar más feo aún, puedo fantasear con que sembraron el virus. Esto ya ha pasado varias veces… Pero lo dejo ahí, porque me vas a tildar de paranoica. He leído algunas páginas que hablan de esto. Sin embargo, similar negocio realizaron hace 2 años con los europeos. Los laboratorios norteamericanos, les vendieron en 2007 el antiviral para la gripe aviar, cuando amenazaba con convertirse en una pandemia. La compra de antivirales entonces ascendió a 600 millones de euros. Después la pandemia no fue tal, pero en breve se originó otra, que hace girar más potente el mecanismo de consumo del mundo entero.
Te saludo