martes

No post #clicks

Põe a mão na água

Põe a mão no fogo

Põe a mão na brasa do meu coração

Põe a mão na mágoa

Põe a mão no povo

Põe a mão na massa pra fazer o pão


Debo un post. Ese que cuenta de la sonrisa que se te dibuja espontánea cuando ves a dos abuelos enamorados entrar de la mano a FORJA con las pecheras de La Jauretche. Ese de los niños calladitos en los hombros de alguien que miran perplejos la pantalla con el rostro de Néstor Kirchner. Ese mismo que cuenta del intento frustrado por entonar la marcha desde la multitud. Sí, ese post lo voy a deber quizás eternamente.
Este es otro post que fue escrito de madrugada cuando menguaba una fiesta. Este post tampoco elucubra acerca de los posibles pactos entre caudillos locales ni desmenuza los discursos de Accastello y Kirchner.
05:00 AM
Llego tarde a mi rutina de leer los diarios y fumar el último cigarrillo del día. La mesura en los títulos de los matutinos locales podrían confundirse con la negación de lo evidente. Empezó el segundo juicio, acontecimiento que los genocidas llaman venganza e inseguridad. La estrategia comienza por nominar.

2 comentarios:

Verboamérica dijo...

... y a "la justicia" le dicen "revancha". Y a la "impunidad", "concordia".

De vierde man dijo...

Cortito pero emocionante. Buenos momentos de nuestra patria. Un abrazo.