miércoles






Han pasado unos cuantos días desde que recibiera sus FW sobre el 8 de Marzo. Me he tomado un tiempo para encontrar las palabras justas que representen lo que significa para mí ese día...creo que este artículo es una herramienta válida.
Mi pequeño prólogo, es una cita de Martin Luther King, aquel incansable luchador decía :"Nuestras vidas empiezan a terminar el día que silenciamos las cosas que importan". El género importa, pesa, se hace notar en este entramado cultural que nos toca vivir y que construimos continuamente. El género, no son flores ni bellas, ni arrugas ni embarazos (al menos para mí). El género es una condición objetiva que debemos simbolizar en todo su potencial.
Leila

PS: pasen por http://www.sergiocarreras.blogspot.com/ que hay más







Ni flores ni bombones, reivindicación y lucha

Este día recuerda la lucha de las trabajadoras de la Cotton en Nueva York (1857) que reclamaban jornadas de trabajo de 10 horas y descanso dominical. La importancia del capital sobre la vida de las personas, mostró su cara más aterradora: La patronal decide incendiar del establecimiento para finalizar con la huelga y asesina a 129 trabajadoras. Un recorrido por las luchas sociales en Argentina y Latinoamérica muestran el rostro de miles de mujeres que resignifican con su accionar y resistencia este día. Las campesinas luchando incansablemente contra los agronegocios y sus consecuencias. Las maestras en su cotidiana lucha por la educación publica. Las amas de casa: trabajadoras invisibilizadas de jornada completa. Las obreras. Las luchadoras sociales. Las mujeres en situación de prostitución. Las que no se callan, las hijas de la resistencia. Oponiéndose y luchando contra las cadenas de los mandatos culturales y la opresión del patriarcado. Este es un día de lucha y reivindicación.La pobreza en los últimos años se ha feminizado, ya que el 80 por ciento de los 1.500 millones de pobres son mujeres. Pero no es este el único flagelo que golpea a las mujeres: la violencia domestica, estatal y social le cuesta la vida a millones. El aborto clandestino expone a miles de mujeres cotidianamente, llevándose la vida de dos por día en nuestro país. También en nuestro país siguen muriendo mujeres por cáncer de cuello de útero, evitable con controles períodicos de bajo costo (colposcopía y papanicolau). El 40 por ciento de las personas infectadas con hiv/sida, en el mundo, son mujeres y la tendencia nos habla que su cara será cada vez más joven, más pobre y mujer. En África la proporción de mujeres infectadas alcanza al 60 por ciento. En los países en conflicto bélico el cuerpo de la mujer se ha convertido en el campo de batalla predilecto.Sin embargo, las mujeres muestran día a día que no están dispuestas a ser vencidas aunque el poder se empeñe en todo lo contrario. Los primeros días de mayo de 2006, en San Salvador Atenco, México, ocho mujeres que vendían flores se negaron a ser desalojadas por la policía. Este hecho origino el levantamiento del pueblo que exigía que sus derechos sean respetados. La represión fue feroz y la principal tortura aplicada por las fuerzas armadas y de seguridad contra las detenidas fueron las violaciones y otros abusos y humillaciones sexuales. También en México están las heroicas mujeres de Oaxaca, que en el fragor del levantamiento popular tomaron en sus manos los medios masivos para expresar lo que estaba sucediendo en esa ciudad. Muchas de ellas están desaparecidas y otras son presas políticas, que además de estar injustamente encarceladas tuvieron que soportar ser abusadas sexualmente por integrantes de la Policía Federal Preventiva.
Mientras tanto, en nuestro país, en este año electoral, el gobierno pregona la recuperación económica. Sin embargo, esto no se ve reflejado en la realidad de las mujeres. Cada vez son más las desocupadas o sub-ocupadas. Según los datos de la OIT (Organización Internacional del Trabajo) las mujeres reciben un 74por ciento del salario que recibe un hombre. Esto quiere decir que cada 100 pesos que recibe un hombre, la mujer recibe 74. Al mismo tiempo, en Argentina un tercio de los hogares están sostenidos por mujeres, es decir que 3 millones de hogares deben recibir el 74 por ciento de la remuneración que recibe los 6 millones restantes únicamente porque la que trabaja es mujer.
Por otra parte, y también según la OIT las mujeres están sobre representadas en la economía informal. Esto quiere decir que las mujeres son más numerosas que los hombres en los trabajos en negro, entre los cuales, el servicio doméstico, el trabajo familiar no remunerado o trabajo a domicilio es el que le esta reservado a las trabajadoras. El ejemplo más claro es el de las Maquilas, que son empresas, principalmente de ensamble ubicadas en los países de América Latina, en donde miles de mujeres trabajan por un sueldo miserable. Se contrata especialmente mujeres porque se cree que son más dóciles y que obedecen mejor. Es práctica común en esos lugares, despedir a las mujeres cuando quedan embarazadas. Y sin embargo, incluso en las Maquilas, verdaderos centros del trabajo esclavo, las mujeres se organizan para luchar por sus derechos más básicos como el de poder quedar embarazada sin saber que eso supone quedarse sin ese trabajo que a duras penas permite comer.
El 8 de Marzo es un día de lucha. Es el día de la mujer trabajadora. Es sobre todo el día de reivindicación de las mujeres luchadoras. No es el día para que la mujer se agasajada como "el bello sexo", sino que es el día en que se recuerda, se narra su historia, se siembra y multiplica la semilla de todas aquellas que cayeron por un mundo mejor. Es el día de las que cotidianamente salen a la lucha sabiendo que el enemigo es fuerte, porque no es solamente el patrón; no es solo la iglesia; no es solamente el capitalismo sino es el patriarcado que puede aceptar que la mujer trabaje pero no que se emancipe, se libere definitivamente.




1 comentario:

Leila dijo...

Sep, ya sé que es del año pasado pero vale igual