sábado

Cosas Dichas en un café




Sábado. No sé qué hago en la notebook. No hay nada que decir, nada. O si. No sé.

Son cosas de la no modernidad. Eso, debe ser eso. Definido por oposición, como siempre.

Acabo de regresar de la radio. Me preparo un té con canela, mientras intento balbucear un par de líneas por aquí. Quizás podría relatar el diálogo que mantuvimos anoche entre tapas de mariscos (bueno, no todo) ¿qué le parece Primo Louis?

Esta mañana me desperté nuevamente con la idea del bloguicidio. No se trata de cometerlo sino de entender el fenómeno bloguero o como se llame. Leí este post y este otro antes que las noticias. Volví a ciertas consideraciones o categorías de análisis que define la existencia de estos escritos públicos. Lloré, casi un hábito diario para reconocerme.

Insistiré con mi hipótesis para que sea refutada o no (como prefieran Ud): en la “no modernidad”, el espacio de discusión y construcción que se daba otrora en los cafés es cubierto por los “espacios blogs”. Si, en parte cuando hablo de "los cafés" me estoy refiriendo al lugar de reunión que surge como ícono del centenario para la discusión política y que al mismo tiempo tiene la particularidad de ser el espacio donde la disputa de sentido se da como constante. Así, surgido de Filosofía y Nación de quien dijo que "cualquier pelotudo tiene un blog" (variables? paralelismo? analogías?). Pero (siempre hay un pero) también me estoy refiriendo a las relaciones que se generan en ese marco espacio temporal.

Aun no tengo certezas ni sospechas para escribir sobre la supuesta existencia de la militancia 2.0, sólo sé que reflexionar sobre la praxis bloguera es condición necesaria pero no suficiente para la legitimación de la misma y esa es la razón por la que Cosas Dichas escribe.

Ahora bien, el "bloguicidio" quedaría desestimado como praxis si sostengo la hipótesis que afirma que los espacios blogs son lugares de discusión y construcción. El reconocimiento del otro en la plataforma 2.0 evita la destrucción del blog dado que inevitablemente necesito de los comments, es decir, de los otros para la reproducción del espacio blog.

Sin embargo, hay algo que me hace ruido: el funcionamiento (o no funcionamiento que sería más adecuado) del contrato de lectura. Ya volveré sobre Greimas, prefiero leer los comments y después encorsetarlos en la teoría, que no hay nada prohibido en este café o blog de Cosas Dichas.





7 comentarios:

Lic. Baleno dijo...

"Si das pasos demasiado largos no puedes caminar bien" decia el compañero Tao Te Ching en la Unidad Basica "El Tiempo" de Soldati.
Anto todo, mucha calma.

Mery dijo...

ehhh, que decir escribís bien. Que aporte filosofía y nación me hizo aprehender a Mariano Moreno desde otro lugar más que interesante.
Que los blogs se aportan datos e ideas unos a otros no me quedan dudas. Si espero algo de eso...no. El simple acto de leer algo que me gusta me basta, sin embargo si algún blog me pide algún aporte, como ayer pipi, no dudo.
Si hay proyección atrás de los diferentes blogs ya sea aglutinados o individuales, creo es pronto para decirlo. saludos mery.

Néstor Sbariggi dijo...

Para mi hay cafés virtuales y físicos y me parece que la experiencia es demasiado personal, no solamente individual como decíamos anoche con Contradicto.


Es complicado explicar lo que es un blog para quien nunca entró a uno y más complicado aún que se entienda que puede tener alguna relación con la política por más que trate del tema.

No hay donde referirse casi.

Seguiremos intentándolo.

Saludos

cholo dijo...

Perdoná mi pesimismo (crónico) pero me parece que si los blogs vienen a reemplazar los cafés estamos en el horno.No porque los cafés hayan sido efectivos alguna vez sino justamente por todo lo contrario.Igual creo que los cambios más profundos y perdurables se dan operando en el entorno,ya sea el entorno concreto o el virtual,es ahí donde se ganan o pierden las batallas,batallas de siglos,a las que no habría que quitarles el cuerpo.Los cambios culturales despojan las mentiras de la política y la economía.
Mientras tanto,seguí escribiendo,plis.
Salut

Primo Louis dijo...

No todo, Cosas. No todo.

Pareciera que un blog es como es lugar donde tener del otro sin necesidad del otro, no? ya lo hemos hablando un par de veces. Esto tiene dos observaciones complementarias por lo que uno puede ver el vaso medio vacio o medio lleno (según como se haya despertado ese dia):

1) Los blogs "están en lugar de" (se acuerdo la vieja definición de don Charles Sanders?) el encuentro sin serlo. Especialmente cuando el encuentro puede darse en un cara a cara. En este sentido, los blogs podrían ser una militancia de peor calidad.

2) Los blogs permiten tener vinculo con gente que de otra manera no la tendrias. Este es el valor agregado que cualquier bloger señala rápidamente. En este sentido permiten una militancia (y no sólo eso, no?) que de otra manera no existiría.

Son contratos de lectura a la manera de Verón? ya no, claramente. Pueden ser contrato de relación (reglas de protocolo) pero dificilmente uno pueda atarlo a un "contrato de lectura" cuando lo novedoso del soporte es, justamente que el lector escribe, contesta y refuta.

Una pista para seguir abordandolo? la diferencia entre interacción e interactividad.

Saludos!!

el ojo con dientes dijo...

Creo que nada reemplaza al contacto humano directo y en ese sentido los blogs me parecen un espacio para reflexionar sobre eso. Recién estamos en pañales para comprender todas las potencialidades de esta herramienta, pero el dato que tira el Primo Louis no es menor: los blogs sirven para expandir pensamiento y para llegar a quienes de otra manera se haría muy dificil o en tiempos muy largos. Que yo haya llegado hoy aquí es una prueba de ello. Creo.

Cosas dichas dijo...

Leído en Facebook:
Santiago Obligado dijo: Cualquier pelotudo tiene un blog, es cierto. Tambi ... Leer másèn cualquier pelotudo habla en un cafè, y tambièn cualquier pelotudo escribe pelotudeces en los medios... Argumento que podemos replicar ad infinitum.
Algo que no cualquier pelotudo logra, es merecer ser leìdo, escuchado, analizado.
Y tambièn adhiero aunque no demasiado, a lo que dice Monsieur Artemio sobre la militancia 2.0, me parece que se queda corto al pensar que el algo que se mantiene internamente a la web.
Vi mucha gente entrar en crisis cuando su "mundo virtual" se empieza a entrecruzar con el real, y creo que por ahì està lo tuyo... Cuando donde me parece que màs interesante se pone la cosa, es en ese lugar del entrecruzamiento, en ese ir y venir.
Hay más de 20 años de historia en la net, y mucha tela para recortar todavìa.