jueves

No le peguen, es Clarín



Después de 16 horas en el futon viendo TN y twitteando no es fácil comenzar un post. Esperaba contrastar las impresiones de la sesión en la Cámara Baja con los discursos en la Marcha de la Noche de los Lápices de hoy pero todo cambió. A veces, hay que barajar y dar de nuevo.

En general, las lecturas sobre la ley de servicios de comunicación audiovisual abundan en una suerte de estigmatización respecto de la concentración de propiedad de los medios en Argentina haciendo un fuerte reproche a un actor fundamental en esta disputa: Clarín. Desde la emblemática frase de Néstor Kirchner "qué te pasa Clarín, estás nervioso (?)" algunas apuestas se encaminaron hacia Mordor sin saber bien cómo atacar (y menos aun cómo defenderse). Esta frase fue al mismo tiempo, reproducida por actores con intereses contradictorios y su objetivo fue variando hasta llegar al 28J.

(...) "Nominar implica hacer que algo exista dado que el valor social de la lengua se organiza en el sistema de diferencias y esas diferencias son sociales" (...) decía en un post melancólico escrito desde el balcón hace unas semanas. La interpelación desafiante y quasi bélica del ex Presidente al Gran Diario Argentino fue quizás una de las causas de la derrota porque convirtió a Clarín en un enemigo. Así, de la misma forma pero en menor escala es lo que puede pasar con las acciones legales al blog colectivo QTPC.

Curiosamente, la retrospectiva del kirchnerismo (suponiendo que éste existiera) arroja una cantidad de casos en los que la lógica se desenvuelve de manera similar. Como recordara Primo Louis en algún comment "el que nomina domina" diría Humpty Dumpty pero el término "dominación" no puede ser leído si no es en forma relacional.

La capacidad enunciativa del kirchnerismo (con distintos matices según la etapa que se analice) da cuenta de una apuesta continua que se refleja en crear mounstros, Frankensteins incontrolables. Hay muchos, algunos fantasmagóricos, otros algo aletargados de momento pero el que interesa en este post es Clarín.

¿Qué le pasa a Clarín?

En la conformación de las sociedades modernas los medios masivos de comunicación se constituyen en un espacio/lugar privilegiado, cumplen con la función autoconsagrada de "vigilar" y "hacer creer" al mismo tiempo. El accionar de los medios, se llamen como se llamen, se "vive" de forma naturalizada y es parte de las condiciones objetivas. El rol de "control" que ejercen no ha de ser cuestionado más que en papers de Academia porque históricamente se pueden sustentar como "poder" que vigila al Estado.

Como agentes que disputan sentido, están en posición de ventaja respecto a otros que claramente van cediendo posición. De manera similar, el mapa de medios actualmente en vigencia en nuestro país, caracterizado por la concentración de la propiedad en pocas manos y la impronta del Grupo Clarín tampoco es cuestionado porque otra vez, "está naturalizado".

La ley SCA es resultado de un compromiso sostenido desde el retorno de la democracia que como demanda específica (voluntad de universalidad en contra del sistema) no puede ser reducida a una disputa entre dos poderes. Centrar el propósito de la ley en una querella absurda contra un grupo económico cultural en particular es volver a crear un Frankenstein al que no se puede controlar. En este sentido "no pegarle a Clarín" es orientar la acción hacia otro lado, simbólico también pero altamente constructivo (por oposición a destructivo). Y a eso venía lo de la política como pulsión erótica, para los que quieran tirar un par de comments desde el diván.


Nota de Cata: se sugiere acompañar este post con este otro y comentar en los dos.

8 comentarios:

El Conurbano dijo...

che, me enseñan a usar Twitter?

Primo Louis dijo...

Cosas, ahora si puedo escribir en blogger.
Retomo la idea que planteaba en los comentarios del post en AP. Me parece que lo que hay que dimensionar en estos tiempos sobre Clarin es cómo la comunicación mediada se ha ido solapando con el espacio público.

El alcance que tienen los medios ha convertido, en epocas de marketing y segmentación de públicos, no sólo en una herramienta política muy potente y que no requiere estructura ni capacidad de movilización, sino que ha ido reemplazando el espacio público y restringiendolo a partir de la construcción de la agenda. Nada que sea público puede serlo hoy sin estar mediatizado, allí reside la "naturaleza" de la publicidad hoy.

Entonces, para decirlo de una vez, democratizar los medios no es sólo terminar con posiciones dominantes en un mercado. Es agrandar el espacio público, democratizar la política.
Saludos!

Anónimo dijo...

Hola

Admiro tu paciencia. Mira que me gusta seguir los debates, incluso las sesiones en el congreso... pero el de la ley de medios me saturo de entrada, apenas escuche el proyecto y la posición de los actores, quede afuera.

Teniendo en mente la foto del comienzo del debate, los 21 puntos que vengo conociendo hace un par de años y uno de los anteproyectos... no puedo quitarme la sensación de que este debate es en gran parte obsoleto como quedará la ley dentro de un par de años (ver http://tinyurl.com/tinelli-youtube)

Excelente tu cobertura en twitter! (btw).

Saludos
r.

Primo Louis dijo...

Lo de no pegarle a Clarin es lo que te decía a propósito de la censura a Radio Tortuga de Alta Gracia: si yo fuera el COMFER ejemplificaría con los pequeños medios que se cierran por el acoso de los multimedios que existen incluso en las pequeñas ciudades y como la ley los defiende.
Saludos!

Cosas dichas dijo...

Va respuesta con delay porque mi conexión a internet anda como el culo de Mirtha Legrand (siempre hay que especificar cuál es el culo de referencia)

El conurbano:
Puedo ser su tutora en Twitter pero le aclaro que no soy tan grossa como @elfaco o @_natanael. Empezamos cuando quiera, tenga en cuenta que tiene que estar listo para el debate en el Senado.

Primo Louis:
Acote, compañero, acote. Hace un tiempo planteaba en un post por acpa y luego en la revista www.elvernaculo.com (auto bombo que le dicen) el solapamiento como Ud le llama del espacio público con la comunicación mediada. En esto que yo he dado en llamar la no modernidad, a falta de terminología más adecuada, la configuración de lo público no sólo ha permitido la dominación del lenguaje mediático sino que además, se vuelve privado y viceversa.
En este caso, el post plantea sólo un atisbo de estrategia que podría ser refutada a psoteriori sobre la configuración de agentes a partir de las relaciones entre posiciones. Es más simple y silvestre lo mío.
Su aporte da para un post mucho más profundo y al mismo tiempo, quizás encriptado.

R:
Gracias por los elogios a los tweets. La verdad, fue más que nada una catarsis colectiva posibilitada por las nuevas tecnologías.
No confunda, yo no tengo paciencia. Lo mío es obsesión.
Respecto a su apreciación sobre la ley SCA, me parece que no se trate de que sea obsoleta al momento de sanción. De hecho, las últimas reformas que permitieron los votos positivos del arco progresista en diputados pueden verse como un paso atrás y la completa vigencia de la ley se daría en un par de años que son los tiempos que requiere el decreto 527 por el principio lex posterior derogat priori. Sin embargo, hay algo que remarcar en esta jugada: se trata de revolotear el avispero algo que los que se centran en las leyes para entender la realidad no comprenderán nunca.

Primo Louis (dos):
Si yo fuera el COMFER haría tantas cosas...pero no soy. Posibilidades de apuesta que le dicen, vió?

Saludos cumpas!!!

Daniel Rico dijo...

EL EMPLEADO DEL MES

En castellano clásico, la palabra alcahuete nombra a quien se ocupa de facilitar los encuentros venéreos, tanto sea por vocación como persiguiendo un rédito económico. La celestina, de Fernando de Rojas, era una alcahueta y Juntacadaveres, personaje del Uruguayo Carlos Onetti, tenia el mismo oficio.

En el lenguaje de los argentinos, un alcahuete es un empleado que se ocupa de contar a escondidas al patrón, que piensan sus compañeros de trabajo, denunciar al que trabaja sin el suficiente entusiasmo y sugerir a quien despedir para mejorar el nivel de producción. Estas tareas se llevan acabo al tiempo que se inventan halagos desmesurados para el patrón. Por extensión, se considera un alcahuete al que halaga al poder, espía o denuncia en cualquier situación. También suele usarse la palabra lameculos para hablar de estos individuos y su actitud es siempre condenada por la gente honesta.

Mas modernamente, y tal vez con mejor gusto, se suele llamar al alcahuete "Empleado del mes", en alusión a quienes aparecen en el cuadro de honor de la cadena de hamburguesas yanqui Mac Donald, circunstancia en la que se considera un honor lo que antes era una vergüenza.

Por estos días, se debate en la Argentina el cambio de la ley de medios de radiodifusión impuesta por la sangrienta dictadura, que asaltó el poder en 1976. El principal oponente al cambio de la ley es el Oligopólio mediático encabezado por el diario Clarín, que creció al calor de la dictadura y logro consolidar su posición dominante en los gobiernos democráticos que la sucedieron y que no pudieron cambiar la ley.

En el congreso, la derecha a defendido la posición del oligopólio Clarín, pero tratando de no quedar como los defensores de una ley dictatorial, en particular la Unión Cívica Radical, de larga tradición republicana.

A pesar de que el Partido Peronista , que impulsa la ley, a perdido apoyo de la ciudadanía a su gestión de gobierno, la derecha no ha logrado detener el avance de una reforma con gran consenso social.

La ley propuesta incluye una clausula que obligaría al Grupo Clarín a desprenderse de las licencia que le permiten una posición dominante del mercado en el plazo de un año.
Ante la imposibilidad de evitar la reforma, el diputado radical Oscar Aguad tuvo el descaro de proponerle, durante un debate televisivo, al jefe de la bancada peronista negociar el mantenimiento de los privilegios del grupo Clarín, a cambio de aprobar la ley; fueron sus palabras: "quitamos este artículo y la ley sale en una semana".

Los ciudadanos votamos a nuestros representantes para que defiendan el interés común, no se les confiere un privilegio sino una responsabilidad. A veces les es difícil estar a la altura del trabajo que deben hacer y es comprensible porque todos tenemos nuestras limitaciones; pero cuando vemos a algunos defender descaradamente los privilegios de una empresa a costa de traicionar el interés de todos, es difícil no sentirse traicionado.

Hoy quisiera proponer el reconocimiento al empleado del mes al diputado radical Oscar Aguad.

Cosas dichas dijo...

Daniel Rico:
Tá bueno su post y lo comparto pero ¿no podría haber dejado un comment referido al post?
Lo visitaré

Saludos!!!

Daniel Rico dijo...

¡pero si es de lo mas pertinente!

Pero sobre el post, mas especificamente, te dire que me resulto dificil de seguir en algunos terminos por faltas en mi formacion.

Estoy completamente de acuerdo con vos en que el planteo de una ley en los terminos de anti-algo, devalua el apoyo social que podria tener, en particular si no se considera masivamente a priori a ese algo como enemigo comun, como pudo pasar con el FMI.

Magnifico tu sitio, parese una sentral de inteligencia.
Gracias por tu paciencia y saludos